Para los Niños: ¿Eres Salvo?

Si miras a ti mismo, joven; si tratas de ir al cielo porque tus padres van a la iglesia o piensas que vas a ir al cielo porque eres bueno, o porque eres educado en casa, o por todo tipo de cosas así, estás equivocado. Tu bondad no es buena ante Dios. Ni siquiera la bondad de tu padre. Mis mejores obras – Yo soy un pastor; soy un anciano. Mis mejores obras no son más que trapos de inmundicia ante Dios. Mi única esperanza de ir al cielo es que hace 2.000 años, el Hijo de Dios murió por mí. Esa debe ser tu esperanza. El cristianismo tiene reglas, pero no se trata de reglas. El cristianismo tiene una cierta forma de vivir, pero no se trata de esa cierta forma de vivir. El cristianismo se trata de esto: Nosotros no tenemos ninguna esperanza aparte de una Persona y Su nombre es Jesucristo, y nosotros seguimos a Jesús. Y todo lo que hacemos, lo hacemos para Él.