Creer en el Evangelio lleva a la plenitud del poder del Espíritu

Dios no te suministra el Espíritu porque has cumplido con alguna lista legalista de expectativas. Él lo hace simplemente porque crees en el Evangelio.