Explicar el Libro de Hechos: ¡Dios vino!

¿Cómo explicamos lo que sucedió en el libro de Hechos? ¿O en las biografías de aquellos del pasado como George Whitefield? Piensa en cómo las cosas fueron trastornadas. Tenías a hombres y mujeres yendo al infierno y ahora se dirigen a la vida eterna. Tienes a personas que eran esclavas del pecado que ahora están enamoradas de Cristo. ¿Qué explicación hay para los hombres que trastornaron el mundo? ¡El Espíritu de Dios vino con poder!


¿Cómo explicamos lo que ha sucedido en el libro de Hechos? ¿O en las biografías de aquellos del pasado? ¿Cuál es la explicación, para que Pablo sacudiera las cosas? ¡Sacudiera! Piensa en cómo se invirtieron las cosas. Tienes a hombres y mujeres yendo al infierno y ahora se dirigen a la vida eterna. Se dirigen a la gloria. Tienes a personas que son esclavas del pecado ahora enamoradas de Cristo. Tienes a personas que están en tinieblas, ahora en la luz. Quiero decir ¡cambios radicales, radicales! Personas que iban a la sinagoga y todo estaba centrado en sus vidas y su cultura y su religión. Y ahora dejan de ir ahí ahora están adorando a Cristo. ¡Transformación radical! Gente en las tinieblas, ¡paganos!

¿Cómo explicamos todo esto? ¿Cuál es la explicación? Alguien dirá “Bueno, ¿no lo viste en Hechos 17? Pablo les habló conforme a las Escrituras, Él predicó a Cristo.” Oh, indudablemente. Indudablemente. Pero ¿acaso alguno de ustedes no le ha hablado a personas acerca de Cristo y no ha visto absolutamente nada? ¿Ves?, esa respuesta no es suficiente por sí sola. Eso no es todo lo que hay ahí.

¿Sabes lo que empecé a preguntarme? Está justo aquí en Hechos 17. ¿Qué sucedió antes de eso? ¿Tú sabes qué sucedió antes de eso? Sigue el camino de regreso hacia el norte a Filipos. ¿Qué pasó ahí? Bueno, ellos estaban cantando y orando ahí y ¿qué sucedió? Dios vino y sacudió el lugar.

Lucas quiere que veamos los hechos. Y si sigues sus hechos, “Dios vino, y el lugar fue sacudido.” Dios vino, las puertas se abrieron Dios vino, el carcelero de Filipos fue maravillosamente convertido. Ve un poco atrás antes de eso. Dios vino y fue expulsado un demonio. un espíritu de adivinación, de esta adivina.

Escucha, tratar de hacer batalla con los ángeles. No tenemos poder, somos incapaces. Dios vino y eso es lo que pasó. Dios descendió ahí a la orilla del río y el corazón de Lidia fue conmovido. Piensa en lo que sucedió en Filipos. No hay explicación, una y otra vez. Lucas nos está mostrando, Dios vino e hizo esto.

Ve atrás antes de eso. Devuélvete hasta la costa ahí y luego al otro lado de donde zarparon. ¿Y qué pasa ahí? A Pablo no se le permite predicar en Asia. Entonces quiere ir a Bitinia. Y no puede ir por ese camino. ¿Por qué? Porque Dios está viniendo. Dios lo está limitando. Dios lo está guiando y conduciendo, “No Pablo, no puedes ir por ese camino.” “¡Y no puedes ir por ese camino!”

Y entonces él tiene la visión de Macedonia. ¿De dónde salió eso? Dios vino. Dios lo dirigió y le dio el llamado a Macedonia. ¿Y qué sucede? Ve atrás antes de eso. ahora no es Pablo y Silas es Pablo y Bernabé. y ¿qué está pasando ahí? Estos hombres están prosiguiendo, vida habitual de iglesia. Estan ahí: Antioquía y Siria. Entonces Dios viene y dice: “Apartadme a estos hombres, aquí, para la obra a la que los he llamado.” Dios vino otra vez.

Ve atrás antes de eso. ¿y qué sucede? Ahí está este hombre respirando estas matanzas y asesinatos y él se dirige hacia Damasco. Y Dios vino en la persona de Jesús de Nazaret. Y lo hace caer ahí y maravillosamente convierte su alma.

Ve atrás antes de eso y ahora no es Pablo, es Pedro. Y ¿qué pasa ahí? Era el día de Pentecostés, y el Espíritu de Dios vino.

Ve atrás antes de eso. ¿Qué pasa antes de eso? Son las “cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar.” ¿Y de qué se trata todo eso? ¡Dios con nosotros! ¡Dios descendió! Dios hizo todas las cosas en el Hijo que ahora comunicamos en ese mensaje que proclamamos. Pero de principio a fin, esa es la explicación. De principio a fin; sigues yendo hacia atrás ¡y es “Dios vino!”, ¡es “Dios vino!”

¿Cuál es la explicación de que hombres trastornen el mundo? Tenemos que empezar justo aquí con el Dios viviente. Esa es la respuesta. Esa es la respuesta. ¿Por qué? ¿Por qué fue que las cosas en las páginas de la biografía de Whitefield se parecían tanto al libro de los Hechos? ¡Porque ellos eran como el libro de los Hechos! ¡Pasó lo mismo! Dios vino. La presencia de Dios era real. Dios estaba manifestándose a Sí mismo. Dios estaba moviéndose. ¿Qué tiene que ver esto con nosotros? Tiene todo que ver con nosotros.