Se Fiel a Cristo en el Funeral de una Persona Perdida

Categoría: Corte de Sermon

Mi vecino de a lado murió. Un hombre muy fiestero. De hecho, tenía una carroza de Mardi Gras (carroza de carnaval) estacionada en su entrada. Y busqué muchas maneras de testificarle y de predicarle, y en ese día cuando se le acabó la arena, y no lo estaba esperando, solo vi las luces parpadeando afuera. Desperté a mi esposa y le dije, “Mira. Son las 5:30 de la mañana. Hay ambulancias y camiones de bomberos. ¿Qué está pasando?” Así que salí. Y ahí está su hija y su esposa. Estan llorando. Así que voy ahí para tratar de averiguar qué está pasando, y me dicen. Saben que soy un hombre religioso. Asi que me dicen, “Ve adentro. Queremos que ores por el cuerpo.” Supongo que en su manera de pensar, de alguna manera eso va a ayudar a su esposo o va a ayudar a su padre a entrar al cielo. Pero vuelvo allí. Una vez más, marcando esa línea. Okay, no voy a ser manipulado por eso. No voy a hacer algún tipo de encantamiento porque quieren que haga algo porque parece que es religioso y que va a ayudar a la familia. No voy a hacer eso. Por el otro lado, quiero mostrar mi simpatía y comprensión a la familia; Estoy tratando de dar algún tipo de condolencias. Así que voy ahí. Efectivamente, lo están empacando, por así decirlo. Y lo están sacando. Así que ella se voltea y me dice, “Quiero que tú hagas el funeral.” Okay. Así que el tiempo del funeral llega unos días después, él está en el ataúd y esta vestido como de carnaval. Así es como lo quisieron vestir. Y ellos dijeron que querían que la gente se vistiera como ellos lo recordaban en las diferentes categorías de la vida que él representaba. En otras palabras, si él formaba parte del departamento de bomberos en el aeropuerto, si tú lo recordabas desde esa perspectiva, vístete en rojo. Él también estaba en seguridad, estaba con la policía, asi que vístete en azul. Y si estas con las carrozas españolas, vístete de rosa. Entonces le pedí al Señor que me diera una palabra con respecto a eso. Para ayudarlos, pero a la vez, ser un embajador fiel. Dije que los que entran al Cielo se visten de blanco. Y tiene que ser pureza. Y no puede ser cualquier blanco. Tiene que ser el blanco de una justicia perfecta dada por el Rey Jesús. Una vez más, tratando de ser un embajador que sigue la línea para ser fiel al mensaje, y al mismo tiempo, tratando de ayudar a las personas que están luchando y están tristes. No puedo comprometer el mensaje. Tú no puedes comprometer el mensaje. Sin importar cuán duro y cuán difícil sea lo que le tienes que decir a alguien. Pero puedes poner un brazo sobre ellos y puedes decirles, sabes, estoy dispuesto a estar contigo para que superes esto y estes bien con Dios. Ese es mi propósito al estar aquí. Este extracto fue tomado del sermón completo: Transformación para la Proclamación.