“¡Quiero Ser Salvo!” ¡Entonces Ven, No Tardes!

Ei no tienes esa increíble paz que sol puede venir del Señor, ¡entonces ven a El ahora! ¡No esperes, no culpes a Dios o hagas excusas, mejor ven a El y descubre que todas Sus promesas serán verdaderas para ti! ¡Deja de intentar salvarte, cree en Cristo como tu única esperanza de salvación!