¿Cómo Es eso de Que Dios Desea Estar Con Nosotros?

Aquí hay un pensamiento sobre Juan 17 Tú conoces la preciosidad de las escrituras. Fui increíblemente confortado una noche que no podía dormir, con esas palabras en Juan 17. “Padre, Yo deseo que aquellos que me has dado estén conmigo donde Yo esté, y que ellos contemplen mi Gloria.” Y, me refiero a que ése fuera el deseo del Señor. ¿Por qué Él desearía eso? ¿Cómo es que Él desea que nosotros estemos con Él? ¿Cómo es que Él desea que nosotros estemos con Él? Gente como nosotros, pero ése es Su deseo, Él desea eso.

Cuando pensamos en cualquier duda o reticencia acerca del porvenir, o cualquier oración en contra de eso, o algo asi, ¡podemos estar orando en contra de la oración del Señor! ¡Eso es lo máximo! El está orando para que su gente entre al cielo. Y que Él quiera que nosotros estemos con Él es, simplemente, increíble … que Él quiera que estemos donde Él está.

Recuerdo que una vez fuimos a quedarnos con mis padres. Ellos dijeron: “¿Por qué no se quedan los niños con nosotros y tú y Terri se van a un motel?” Y fue agradable estar solos, pero, a la vez, sabes, extrañábamos a los niños, queríamos que estuvieran con nosotros donde nosotros estábamos. Y eso debe ser inmensamente más con el Señor. Y entonces, que Él dijera que quiere que estemos donde Él está, ¿por qué? Para que podamos contemplar Su gloria. Quiero decir … ¿qué, qué va a ser esta manifestación de la Gloria de Dios?, debe ser, debe ser algo mucho más allá de nuestra imaginación, y va a ser tan magnífico; eso va a ser parte del castigo para los malvados; ellos serán echados de la presencia del Señor y de la gloria de Su poder. (1 Ts. 1:9) Digo yo, ellos se perderán el espectáculo. Eso va a ser parte de sus lamentos. Pero nosotros lo veremos, tal y como Él es, y veremos Su gloria. Y estaremos para siempre con Él. Creo que son algunas de las más preciosas palabras de las escrituras.

Puedo decir que desde que me enteré de este cáncer he llegado a apreciar un poco más lo que el Señor hizo por mí en la cruz. Quiero decir, cuando Él consiguió la rendención, Él apartó/alejó nuestros pecados; cuando Él aseguró la inmortalidad para nosotros … simplemente, da lugar a la jactancia. Que, al fin y al cabo lo que el Señor ha hecho … Él lo hecho tan bien, que finalmente Él va a hacer que todo esté bien. Todo va a estar bien, finalmente. Todas las cosas, para nosotros. Como dice de David. “David recobró todo.” Y he aquí, nosotros recobraremos todo. Y el Señor ha abolido la muerte, eso es lo que hizo Él por nosotros. A la muerte simplemente se la llama dormir. Yo le dije a Terri: “Tú sabes que nos hemos dicho buenas noches uno al otro en muchas ocasiones.” “Y después hemos ido a dormir. Y lo hemos hecho muchas veces”. Y el Señor lo llama dormir. El dormir no es nada espantoso. Una salvación completa, una salvación total, aun el cuerpo incluido. Recuerdo que, como cristiano nuevo, cuando me di cuenta, cuando vi que dice que el Señor va a resucitar nuestros cuerpos, los va a glorificar también … Eso parecía como… Parece tan bondadoso de parte del Señor … ser tan minucioso, tan completo. Una salvación así de completa. Hasta más no poder.

Sí. Las cosas … ustedes me han hecho estas preguntas, yo les doy estas respuestas. De una manera esto no es nada nuevo; todos sabemos estas cosas; todo cristiano; no es nada nuevo, no tengo, no tengo ninguna comprensión especial.

Cuando, ya sea que el Señor te dé los doce años o no, el día vendrá cuando tu familia y tus amigos, los que te sobrevivan, se reunirán, o hasta en los años por venir; esta es una realidad para cada uno de nosotros. Nuestra familia que continúa después de nosotros, nuestros hijos y sus hijos se van a reunir y van a recordar a papá; van a recorder al abuelo, y van a recordar a su pastor, su amigo … a su esposo. Y, lo que quisiera saber es: ¿qué es lo que viene a tu mente cuando te hago la pregunta: ¿Cómo quieres ser recordado?

Creo que cada cristiano quiere ser recordado … como un amante de Cristo. ¿Sabes?, hace siete u ocho años comenzamos a sembrar, siembra de productos agrícolas. Y, tú sabes, aquí hay algunas fotos mías parado junto a un tractor o algo asi. No quieres ser recordado por eso. No quieres ser recordado por ese tipo de cosas… eso es insignificante. Quieres ser recordado como un seguidor del Cordero. Quieres ser recordado porque tu vida estuvo dedicada a Él.

Las diferentes descripciones, tú sabes, en la Biblia … Bernabé fue un buen hombre, lleno de fe y del Espíritu Santo. Todas esas cosas pudieron ser dichas de él. “Un amigo de Dios, un hombre conforme al corazón de Dios, ¡que títulos!”

Ahí tienes, sí. ¿Es algo, no lo crees? En verdad es todo lo que tenemos, todo lo que tenemos es el Señor. Quiero decir, estamos en un mundo donde el pecado y la muerte reinan. Todo va a ser arrebatado de nosotros, hasta lo más íntimo, Nuestras más íntimas relaciones, nuestra esposa, nuestros hijos. De todo vamos a ser despojados y todo lo que realmente tenemos es Cristo. Colosenses 3:11, Cristo es todo.

Pero quieres poder decir adiós a tus seres queridos con manos limpias, todo en claro, y sin remordimientos. Ningún rencor, ninguna amargura. Eso va a ser grande. No es difícil pensar en, acerca de ir al cielo, Filipenses 1 “Es ganancia” Lo difícil es el pensar en decirle adiós a la tierra. Pablo lo dijo también, “tengo deseos de quedarme, para un ministerio fructífero” Es una extraña realidad; lo cierto es que, en los últimos 3 meses … no más … como los antiguos puritanos solían decir en la horca, “adiós sol, adiós luna, adiós estrellas de luz Adiós a esto y aquello, y todo. No lo puedes describir, no lo puedes resumir, la vida es tan preciosa, y tus relaciones y amistades son tan preciosas. No hay manera posible en que lo puedas resumir todo Pero lo único que puedes hacer es caer en los brazos de Cristo Y decir, Señor tu voluntad sea hecha. Él nos ha destinado no para ira, sino para gloria. Le dije a Terri, “Prométeme que si yo muero antes que tú, no llorarás. No llorar demasiado. Porque nosotros no nos entristecemos como aquellos que no tienen esperanza. Le dije: quiero que sigas adelante … regocijándote en Cristo; eso es lo que quiero.

Y piensa en Pablo, él dice: “Con tal que acabe mi carrera con gozo.” Eso es increíble, él pudo haber dicho otras cosas, acabar con paz, o con amor. Probablemente hay versículos en la Biblia que reflejan eso también. Pero lo que resalta de Hechos 20: “Con tal que acabe mi carrera con gozo.” Es una muy buena prueba, aparentemente, de cómo podemos terminar nuestra carrera. Él no habló de morir con remordimiento, aflicciones y lamentos y todo eso, más bien dijo acabar mi carrera con gozo.

Sabes, otra cosa que me ha ocurrido también es, como cuando en 2 Samuel 7, el Señor le dice a David: cuando tu vida llegue a su fin reposarás, Yo levantaré a otro. Simplemente me asombra/ sorprende… más todavía, pensar en que… Dios es tan poderoso que no le afecta llevarse a uno, tal vez en las primicias de su vida, y levantar a otro. Es como si al Señor no lo agotara formar hombres, Él se deleita en formar hombres.

Piensa en alguien, algún buen hombre de Dios, tenemos por ejemplo a Juan Calvino, ¿por qué a la edad de 58?, o la edad que tuviera. ¡Mira la fuente de vida y verdad que brotaba de él! Y el Señor lo pudo haber sanado, pero no lo hizo. Y especialmente con el Señor Jesucristo, quien fue el Siervo perfecto. Y aun así fue tomado a una corta edad de la tierra de los vivientes. Pero la grandeza de Dios en sencillamente … con qué facilidad, levanta otros hombres, edifica a otros hombres.