No Hay Calentadores de Bancas en el Reino de Dios

Categoría: Corte de Sermon
Tema:

Equipos deportivos tienen aquellos que son principales y aquellos que se sientan en las bancas. In el reino de Dios, en la iglesia, no hay nadie que solo se siente en la banca. Todos son principiantes, todos son obreros, y todos son importantes.


Ahora, si jugabas futbol americano en la preparatoria, si no eras principal, eras un don nadie- un calentador de bancas, un substituto, un reemplazante. Recuerdo que temprano en la preparatoria, el entrenador pasaba caminando y todos los substitutos se acercaban demaciado a la linea de la cancha de juego. El pasaba diciendo: “Atras! Atras! Atras! muchachos”. Por eso los llamábamos “reemplazantes”. Si has estado en un equipo de futbol americano, jugabas en uno de cuatro lugares: ofensa, defensa, equipos especiales, o en la banca. Pero contrasta eso con el Reino de Dios. No hay tres fases del juego. Solo hay una fase. Y todos son principales. No hay reemplazantes, o substitutos, o calentadores de bancas. Si estas calentando la banca, o el asiento en la iglesia absorviendolo todo, y no estás avanzando el reino, muévete de la banca. Porque estás en Romanos 16 y ellos eran obreros. Si eres miembro de una iglesia – de cien, o de quinientos, eres un miembro completo del equipo. Pero muchos cristianos que no son predicadores o que no tienen ningun ministerio publico, sienten que son un substituto del segundo equipo. -Yo realmente no hago nada en mi iglesia. ocupo espacio, amo los sermones y amo los almuerzos en la iglesia, pero no tengo ningun significado real. Digo, para ser sincero, realmente no soy necesario. No sería muy extrañado si me fuera. No hago mucha diferencia. No importa mucho si falto un par de días. Realmente no soy nadie. Y entonces el diablo viene, y te roba la verdad con mentiras como: “Ves, realmente no eres importante”. “No importa si vas. No importaría si te vas”. “No eres de mucha bendición para nadie”. “Siempre estas luchando.” “Algunas veces eres una carga para otros.” “Seria mejor si te fueras porque realmente eres insignificante y no importas.” “Solo eres un miembro.” Solo un miembro. Eso es cierto. Solo un miembro Solo un Cristiano. Solo un hijo de Dios. Solo un heredero del cielo. Solo un embajador de Cristo. Solo un seguidor del Cordero.