La Vida es un Vapor, Vívela Así

Está terminando porque el triunfo de Cristo es inminente. Cristo va a vencer todas estas cosas. Y una de las maneras como Él las va venciendo es a través de Sus hijos a quienes Él vino a salvar, en sus mentes. Una de las maneras en las que esto está siendo vencido es cuando Él obra mediante Su Espíritu en las mentes, haciendo nuestras mentes más como la mente de Cristo, con el fin de romper nuestra mentalidad actual. Cuando Él hace nuevas todas las cosas esto es lo que hace en su pueblo. Él está haciendo nuevas las mentalidades. Esto es de tanta importancia porque con frecuencia nos quedamos pensando en las cosas externas. Lo que muchos consideran esencial. Esa es su mentalidad. La gente se comporta y vive conforme a sus mentalidades. Entonces, ¿cuales son algunas mentalidades del mundo? Te daré una. Una de las mentalidades del mundo es que la vida aquí es para siempre. Así piensan. Me refiero a que… ¿Saben qué…? Puedo recordar un día que entré a mi casa cuando yo… Bueno en realidad no estaba viviendo allí en ese entonces. Ruby y yo estabamos de visita. Entré a la casa de mi padrastro… Y puedo recordar que estuve allí en la sala. Le habían dicho a mi padrastro que tenía cancer de hígado y que le quedaban 3 meses de vida. Recuerdo haberlo visto sentado leyendo el periódico con el televisor encendido. Estoy viendo a mi papá leyendo el periódico. ¡Le han dado 3 meses de vida! ¡Y está leyendo el periódico! La forma de pensar de este mundo… Si le preguntas a la gente de este mundo “¿Vas a morir?” Ellos verdaderamente saben. Verdaderamente te dirán “Sí, voy a morir.” Pero tú sabes que hay una mentalidad. ¿Por qué cuando yo estaba perdido manejaba mi motocicleta como un loco al borde de la muerte? Porque yo pensaba que era inmortal. En verdad lo pensé. No pensaba que iba a morir. Así es el mundo. Mi papá sentado allí, aunque le habían dicho que era hombre muerto. Él no creía que iba a morir aquella noche o al día siguente. Él creía que tenía tiempo. Esa es la mentalidad del mundo. La gente no quiere pensar en la eternidad. No quieren pensar en el hecho de que la vida llega a su fin. ¿Pero qué encontramos en las Escrituras? ¿Cuál es la mentalidad que Dios quiere que tengamos? (Santiago 4:14) Sólo son un vapor. Son como una pequeña niebla. Son como flores, hoy están ahí y mañana son hechadas fuera. ¿Saben lo que hizo el salmista? (Salmo 90:12) Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría. (Salmo 39:4) Oh Señor, hazme saber mi fin y cuál es la medida de mis días, para que yo sepa cuán efímero soy. Hermanos, ¿saben ustedes lo que hace esta mentalidad? La mentalidad del mundo. Escuchen, Ruby y yo fuimos a St. Louis. Fuimos allá y nos quedamos en un motel por 4 días. Hotel. Mi familia me estaba diciendo la diferencia entre hotel y motel. Pues sí, hotel… Entramos… Miren, nos quedamos en aquella habitación 4 noches. Si hubieramos llegado la primera noche y hubieramos traído pintura, hubieramos empezado a pintar las paredes, a empapelarlas, y hubieramos comprado un nuevo sistema de entretenimiento, y puesto una alfombra nueva. Lo estaríamos decorándo. Llegaría la family Leiter y nos preguntarían: “¿Qué están haciendo?” “Pues ya saben, nos estamos quedando aquí… queremos que esté comodo.” Compramos un refrigerador nuevo, un colchón nuevo. Estamos poniendo de todo. Pensarían “Están locos. Sólo van a estar aquí 4 noches.” Pensarías que hay que estar loco para hacer tal cosa. Pero piénsalo desde una perspectiva eterna y contempla lo que tu vida es en este mundo. ¡Es nada! Leemos en las Escrituras sobre los siglos que vienen. Dígame usted, en los millones de siglos que están por venir, ¿Qué son 70 años? ¿Qué son 80 años? Es como una estadía en un motel. Y ves cómo las personas arreglan sus jardínes. Cómo le sacan brillo a sus autos. Cómo decoran sus casas. Su mentalidad es que la vida es para siempre. Que Dios nos enseñe a contar nuestros días. ¡La vida es corta, hermanos! ¡No querrán estar invirtiendo en este mundo! Se está terminando.