Falsos Maestros y el Amor al Dinero

Muchas Iglesias rehúsan disciplinar a los hombres que están viviendo en pecado y ponerlos fuera de la Iglesia porque ellos ofrendan mucho dinero.  Ellos permiten que hombres malvados continúen asistiendo y contaminando a toda la Iglesia en vez de obedecer a la Palabra de Dios.