Cristiano radical

Tema: ,
Categoría: Sermon Jams, Video

He pasado my vida en la jungla He pasado mi vida congelándome en las montañas de los Andes; he visto gente morir. a un chiquillo, Andrew Myman, los musulmanes le dispararon 5 veces en el estómago y lo dejaron tirado en el andén, simplemente porque el gritó “¡Tengo mucho miedo pero no puedo negar a Cristo. Por favor no me maten, pero no lo voy a negar!” y murió en un charco de sangre. y tu hablas de ser un cristiano radical porque te pones una playera; porque vas a una conferencia. ¡Estoy hablando de santidad! ¡estoy hablando de piedad!

Desearía … ¿sabes lo que sería que Dios se moviera en este lugar? Si todos ústedes se convencieran, Si yo mismo cayera bajo la convicción del Espíritu Santo , Caeríamos sobre nuestros rostros y lloraríamos porque veríamos las cosas que Dios odia, porque llevamos las cosas que Dios detesta, porque actuamos como el mundo, nos vemos como el mundo, olemos como el mundo, porque hacemos las mismas cosas, y no nos damos cuenta que las hacemos, porque no conocemos la Palabra de Dios. porque aunque nosotros que como denominación clamamos que La Escritura es la infalible Palabra de Dios . basicámente todo lo que tenemos son ilustraciones, historias y relatos. ¡Oh, que Dios brille en este lugar! entonces nos alejáríamos de nuestro pecado, , entonces renunciaríamos a las cosas que a Dios no le agradan, y, entonces correríamos a ël, le apreciaríamos y le amaríamos.

Oh, que Dios levante misioneros. No deseo las mismas cosas que tus padres quieren para tí. Quieren para tí: seguridad, protección y bonitas casas, quieren para tí: coches y respeto. Deseo para ti lo mismo que quiero para mi hijo, que un dia el tome una bandera, la bandera de Jesucristo , y que la ponga en lo alto de una colina dónde nunca antes nadie ha puesto una bandera, y grite , ” Jesucristo es el Señor” ¡aunque eso cueste la vida de mi hijo! ¡Oh!, cuando el tenga 18 años, si el me dice lo mismo que yo dije cuando era joven, ” Me voy a las montañas. Me voy a la selva. ” y éllos me dijeron, “tú no puedes ir allí, estás loco, hay una guerra. Vas a morir. ” Voy a ir. Entonces, cuando el muchacho cargue la mochila, voy a orar por él y diré, “¡Ve! ¡Ve! Dios esté contigo, y si tu mueres, hijo mio, Yo te veré allá y honraré tu muerte, ”

Oh, Dios, oremos, oremos. Oh, Dios. No me importa lo que puedan decir, no me importa lo que los hombres piensen. Quiero que Tú seas honrado, quiero que estos jóvenes sean salvos. Quiero que aquellos que son salvos dejen de mirar el cristianismo cultural que tu detestas y vomitarás de tus labios. y que ellos puedan ver la palabra de Dios y decir “Voy a seguir a Jesús.”

¡Oh!, Dios, oro por los ministerios juveniles y los pastores y oro para que Tú los llenes con tu amor, espiritu de sabiduria, brabura y discernimiento. Y querido Dios, sea cual sea el costo, oro que tu levantes misioneros. No puedo dejar de ver a estos chicos y pensar en mi propio hijo, Oh, Dios , salva a Ian y levántalo y envíalo a la parte más dura de la batalla, Oh, querido Dios, levanta misioneros aquí. Levanta misioneros. Levanta predicadores y pastores y maestros y evangelistas que conozcan la palabra de Dios. !Oh, Dios! ¡muévete en este lugar, por favor trabaja en este lugar, querido Dios! ¡Por favor, por favor, por favor!