La Gente se Arrepiente Después de Contemplar la Preciosidad de Cristo

Los hombres no se arrepentirán sino contemplan la preciosidad de Jesucristo, y éste crucificado. No vamos a dejar a nuestros ídolos por el Dios vivo y verdadero, a menos que veamos lo precioso que es Jesucristo, y El crucificado.