Un Pastor Debe Gobernar Bien Su Hogar

Entre las muchas calificaciones para pastores,  1 Timoteo 3:4-5 dice: “que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)