Nada Daña Más a la Iglesia que Personas Orgullosas

Categoría: Corte de Sermon

El espíritu de nuestra época nos comunica que debemos confiar y creer en nosotros mismos. Pero esta mentalidad divide y daña a la iglesia en gran manera; nada daña más a una iglesia que personas que tienen una alta concepción de sí mismas.

Transcripción

El mensaje a los niños hoy día y al mundo en toda la publicidad, en todo, es: confía en ti mismo, confía en tu corazón, cree en ti mismo. Y te garantizo esto: nada dañará y dividirá más a la iglesia como la gente con esa mentalidad. Es destructiva. Nada creará más desunión en la iglesia que personas yendo de aquí para allá con un amor propio y confiando en sí mismas, creyendo que son importantes, creyendo que ellos son el regalo de Dios para iglesia, creyendo que... aquellos que tienen un amor al yo, amor al poder, amor a la preeminencia, love of superiority, amor a ser superior, el deseo de ser algo. ¿Se acuerdan de esas palabras? Siempre saltan a mi mente. Jeremías 45:2: “Así dice el SEÑOR, Dios de Israel, acerca de ti, oh Baruc, ‘¿Buscas para ti grandes cosas? No las busques’”.