Dios es Misericordioso, Pero el Pecado Tiene Terribles Consecuencias

Categoría: Uncategorized

Sabemos que Dios perdona. De tal manera que David escapa la muerte y trae gozo a su alma. Pero hay consecuencias. Yo no te puedo decir que si confiesas tu pecado, tu esposa no te dejara, No te puedo decir que tus hijos no te odiaran. Que tu jefe no te despedira. Que el gobierno no te arrestara. Yo no te puedo hacer tales promesas. Dios a menudo permite oscuras consecuencias que sigan nuestros pecados. Yo conosco un hombre que persistio por muchos años en la pornografia y vio a su esposa morir. El sintió que la muerte de ella fue la disciplina de Dios por SU pecado. Dios te puede disciplinar terriblemente por tu pecado, pero aun asi vale la pena confesar. Puede que lo pierdas todo, pero tendras a Dios. Finalmente, David ruega Me di cuanta que dije finalmente Penúltimo punto David ruega y persevera Lo siguiente que David hace es sorprendente. El ayuna y ora para que Dios no infligiera la plenitud de su disciplina en el. El ayuna y ora por la vida de su niño. Capitulo 12, versiculo 15, “Y Jehova hirio al niño que la mujer de Urias habia dado a David, y enfermo gravemente. Entonces David rogo a Dios por el niño; y ayuno David, y entro, y paso la noche acostado en tierra. Y se levantaron los ancianos de su casa, y fueron a el para hacerlo levantar de la tierra; mas el no quiso, ni comio con ellos pan. Y al septimo dia murio el niño; y temian los siervos de David hacerle saber que el niño habia muerto, diciendo entre si: Cuando el niño aun vivia, le hablamos, y no queria oir nuestra vos; si le decimos que el niño ha muerto cuanto mas se afligira?” Ellos pensaron que David era suicida. “Mas David, viendo a sus siervos hablar entre si, entendio que el niño habia muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto. Entonces David se levanto de la tierra, y se lavo y se ungio, y cambio sus ropas, y entro a la casa de Jehova, y adoro. Y le dijeron sus siervos: ‘¿Que es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aun, ayunabas y llorabas; y muerto el, te levantaste y comiste pan.’ Y el respondio: ‘Viviendo aun el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: Quien sabe si Dios tendra compasion de mi, y vivira el niño? Mas ahora ha muerto, ¿para que he de ayunar? ¿Podre yo hacerle volver? Yo voy a el, mas el no volvera a mi.” Los siervos de David estaban confundidos por el, quizás estas confundido por David también. ¿Que pasa aqui? Ellos pensaron que El estaba orando y ayunando de tristeza. Pero el no estaba primordialmente ayunando y orando de tristeza. El estaba ayunando y orando por misericordia. El esperaba que Dios removiera algunas de las consecuencias.

¿Sabias que puedes hacer eso? Si confiesas tu pecado y Dios te disciplina, le puedes pedir a Dios que suspenda la disciplina. Yo he visto a Dios conceder misericordia a tantos santos disciplinados a traves de los años. Recuerdo una joven quien había mentido a su escuela. Si recuerdo correctamente, ella había hecho trampa en un examen afectando sus requisitos de entrada. Y cuando ella llego a saber mas de la santidad y gracia de Dios, ella confeso, pero ella sabia que la podían expulsar de la escuela. Nosotros oramos y oramos y Dios tuvo misericordia de ella. Y cuando le dijo a la escuela, tuvieron misericordia de ella. Recuerdo un hombre que lo despidieron por mentir en el trabajo. Nosotros oramos para que Dios fuera misericordioso con el y el confeso. Y le dieron otro trabajo en otra compañía ese día. Algunas veces – muchas veces – El hace eso. El nos libra de la disciplina. El no nos trata como nuestros pecados merecen. Conocí un hombre que cuando creyó en Cristo tenia un matrimonio tan dañado que no parecía que el matrimonio pudiera ser restaurado Aun así, el oro y oro, y no se quitaba el anillo de boda. El oro y oro, pero al final, tuvo que quitarse el anillo de boda porque Dios no restauro el matrimonio. Pero Dios si perdono sus pecados. El no fue tratado como sus pecados merecian. ¿Te puedo decir esto esta mañana? Yo no he sido tratado como mis pecados merecen. Y tu no has sido tratado, creyente, como tus pecados merecen. Quizas has confesado algunos pecados secretos en el pasado y la disciplina ha permanecido. Dios ha sido misericordioso contigo. Como debieras alabar a Dios con gritos de aleluya esta mañana que Dios no te rechazo y lanzo al infierno, pero te ha guardado como su hijo. Quizás estas aquí esta mañana diciendo: “Yo me meti en un aprieto. Yo debi haber perdido mi matrimonio. Yo debi haber perdido mi trabajo. Sin embargo, Dios sostuvo aun eso”. Deberíamos dar gritos de aleluya en las terrazas de como Dios nos ha preservado aun en medio de nuestro pecado. Finalmente, Dios restaura. Los ultimos dos parrafos de este capitulo son bastante escandaloso. David es tratado con real, gracia practica. Estos parafos incluyen dos instantes donde Dios es muy bondadoso a David. Tratándolo de una forma que nos causa enojo al ver pecadores tratados de tal manera. Tratandolo bien y lujosamente. Dice que Dios le da a David Betsabe. ¡Y personalmente! ¡Manda una nota! ¡Donde El decide cual seria el nombre del hijo de Betsabe! !Que intervención divina en su vida ! Dice en el versiculo 24 del capitulo 12, “Y consolo David a Betsabe su mujer, y llegandose a ella durmio con ella; y ella dio a luz un hijo, y llamo su nombre Salomón, al cual amo Jehova, y envio mensaje por medio de Natan profeta; asi llamo su nombre Jededias, a causa de Jehova.” Te puede imaginar cuanto David dudaria del amor de Dios despues de toda la disciplina de Dios hacia el. Parado ahí con su nuevo hijo y Natan viene (el mismo que lo había condenado) y le pasa una nota. Dios ha decidido el nombre de este nuevo hijo. Que aseguranza la involucracion de Dios en la vida de David; el amor de Dios por David. Ahora, te puedes sentir como juez de David y Betsabe de poder tener un feliz matrimonio después de todo el desorden que hicieron, pero algunos de ustedes comenzaron sus relaciones con un montón de fornicación antes de casarse y he aqui, Dios aun les dio el uno al otro y después de confesar sus pecados les dio un matrimonio estable. A algunos de ustedes, aun así, dio hijos. Bastante asombroso, de verdad. Y conozco personas que no debieron divorciarse. La Biblia, después de todo, rara vez permite el divircio. Y no debieron casarse de nuevo. Despues de todo, la Biblia, de verdad, habla negativamente sobre volverse a casar después de un divorcio ilícito. Yo conozco personas que han hecho eso, pero aun si Dios les da gracia y algunas veces da hijos. No debemos tomar historias como esas como una excusa para pecar. Si has sido bendecido después de confesar tu pecado entonces tienes una razon mas para alabar al Señor esta mañana, y una razón mas para confesar si estas escondiendo pecado en tu vida. Como puedes ocultar pecado ante el Dios que ha tenido tanta gracia contigo?