Tim Comparte Sobre la Muerte de su Padre y de Predicando en el Funeral

(El siguiente clip fue tomado de la sesión de preguntas y respuestas en vivo que tuvimos anoche. La mayoría de las preguntas trataban con la paternidad e hijos. Y una de las preguntas fue del honrar a tus padres aunque sean abusivos. Y durante ese tiempo, Tim compartió sobre su propio padre y de la muerte de su padre.)

Tim: Oh, mi padre… mi padre fue un hombre tan malvado. Yo a veces oraba en la misma oración: “Dios, sálvalo o mátalo,” porque él era tan… Yo quería que Dios lo matara porque yo quería el honor de Dios, y mi padre deshonraba a Dios. Y yo suplicaba que Él lo matara o lo salvara. Creo que podemos honrar nuestros padres, orando por ellos. Podemos honrarlos esforzándonos en mantener una relación. Podemos honrarlos si hay dificultades, si hay algún tipo de rupturas en la relación. Por supuesto lo más posible, debemos vivir en paz con todos los hombres, incluyendo nuestros padres. Pienso que debemos esforzarnos. Son nuestros padres y sí debemos de esforzarnos en honrarlos.

James: Alguien preguntó si tu papá alguna vez fue convertido.

Tim: Lo que sé es esto: mi papá tuvo cáncer. Lo hizo sobrio. Mi papá no era un hombre sobrio. Era un borracho. Se burlaba de Dios. Pero cuando tuvo cáncer, su burla se fue. Mi papá me llamó. El día que me llamó para decirme que tenía cáncer, me dijo, “Tim, estoy en dificultades y necesito tu ayuda.” Dios usó “El Evangelio Según Jesucristo,” de John MacArthur, en mi vida, entonces pensé que tal vez Él lo usaría en la de mi padre. Así que inmediatamente hice enviar una copia a mi papá, y que luego que mi papá murió, encontré ese libro y vi que habían páginas con esquinas dobladas. Parecía que mi papá había leído ese libro tal vez un par de veces. Me llamaba y decía, “Tim, estoy clamando al Señor…” porque eso era lo que yo le decía. “Papá, clama al Señor. Clama al Señor.” Él decía, “estoy clamando al Señor.” Él dijo, “pero no creo que Dios quiera tener nada que ver conmigo después de todo lo que he hecho.” Pero dije, “Papá, estás leyendo el libro de MacArthur.” Él dijo que sí. Dije, “sabes, MacArthur habla mucho de la parábola del hijo pródigo.” Dije, “¿te acuerdas de eso en tal o cual lugar? ¿Te acuerdas de esa parábola? ¿El padre que tenía los dos hijos?” Dije, “papá, ¿cuál hijo recibió el padre?” Y fue como si una luz se encendió en él. Y luego, quiero decir, le hizo sentido. Lo vio. Pero no sé que pasó. Mi papá me pidió que yo predicara en su funeral. Cuando lo prediqué, le dije a la gente, “no sé.” Dije, “todos ustedes saben que mi papá no era un buen hombre.” Pero dije, “he venido aquí. Mi papá quería que yo les hablara.” Dije, “He venido aquí a decirles que Dios salva a la gente mala.” Dije, “saben, mi papá no fue un hombre bueno.” Dije que es mi papá. Puedo decir eso. No voy a pasar por alto esto. No voy a hacer que se vea bien. Ellos saben. Mi papá tenía una boca sucia. Mi papá era mujeriego. Mi papá era un borracho. Mi papá era un mentiroso crónico. Tenía una de las bocas más sucias que jamás oirías en un hombre. Pero mi papá estaba clamando al Señor en el fin. Y le dije a esa gente – Nunca vi cuantos amigos tenía mi papá. Esa funeraria llena de toda esa familia Conway; y pensé, aquí está mi oportunidad. Y les dije, “no sé si Dios salvó a mi papá, pero sé que estaba clamando al Señor. Y sé que mi papá sea salvo o no, si él regresara ahora mismo, yo sé que les diría. Y eso fue lo que les dije.

Cuando fui a casa de mi hermano esa noche – mi padre murió en el cuarto de en frente de mi hermano en una cama de hospital. Trajeron una cama de hospital ahí y ahí pasó sus últimos días. Mi hermano me dijo – mi hermano estaba conmocionado. Él dijo, “Tim, yo entraba al cuarto de en frente,” y él dijo, “papá ya ni podía hablar. Pero tenía sus brazos levantados al cielo y estaba clamando.” Creo que mi papá estaba clamando al Señor hasta el mismo fin. Si Dios lo salvó, sólo la eternidad dirá. Pero sé esto: mi padre fue un pecador. Fue un gran pecador. Y sé que Cristo vino a salvar pecadores. Y él estaba clamando al Señor. Así que eso por lo menos me deja con alguna esperanza que tal vez…tengo esperanza.