¿Sabes lo Que Crees Verdaderamente?

Categoría: Corte de Sermon

Hermanos, yo les preguntaría esto: ¿en realidad saben lo que creen del Señor Jesucristo? Quiero decir, ¿en realidad conocen lo que creen? Cuando tienes un hijo con linfoma, comienzas a preguntar: ¿qué creo en realidad? Saben, aquí mismo en este espacio en donde estoy parado hubo un cuerpo ayer. Cuando eres una jóven con dos hijos jóvenes y estás parada al frente de un ataúd abierto con tu esposo adentro de él, comienzas a preguntarte qué crees realmente. ¿Sabemos lo que creemos verdaderamente? Verán, esto es lo que nos levanta de la inmadurez. Porque esta idea de olas y esta idea de viento – eso es una idea de tormentas; y ellas vienen. Y lo que él dice es que son doctrinales. Somos golpeados con verdad y error – mucho error, mala doctrina. Saben lo que hace. Prueba lo que creemos. Está constantemente jalándonos y somos confrontados por olas y vientos y tormentas de mala enseñanza, y olas y vientos y tormentas de lo que nos trae la vida. Y el asunto es: ¿qué creemos realmente? ¿En realidad saben en dónde está fijada su esperanza? Cuanto las cosas no van como quieren, cuando comienza a caerse el fondo, cuando los cimientos se desploman, ¿en realidad saben lo que creen del Hijo de Dios? Y no quieren omitir esa parte del final. Esto no es “la fe” de forma ambigua. ¿Qué verdaderamente crees del Señor Jesucristo? ¿Qué verdaderamente crees que Él es para ti? ¿Quién es Él? Verán, este es el problema con la madurez del hombre. Sí; es que debidamente manejemos los oráculos de Dios. Es el conocerlos. Es que por práctica, nuestros poderes de discernimiento… pero les diré esto: Pablo es muy específico aquí. Pablo es específico con las Escrituras, sobre lo que creemos, y tiene que ver con el Hijo de Dios. Ese es el asunto. ¿Creen que el Hijo de Dios es la segura, firme, ancla de sus almas, cuando el diablo se apresura hacia adentro? Y lo hará. Porque él busca oportunidad y busca gente para devorar. Y vemos lo que hizo a Job. Y vemos lo que hizo a Pedro. Vemos que fue a donde el Señor Jesucristo. Y está buscando oportunidad con cada uno de nosotros cuando se apresura adentro. ¿Han probado al Señor Jesucristo tanto que saben exactamente a dónde correr? ¿Han probado las promesas tanto – todas esas promesas – que podemos pararnos y en el día bueno y soleado, podemos decir: oh, todas esas promesas son sí y amén en Cristo? Pero les diré, cuando vienen las tormentas, ¿saben a dónde van los niños? Van al internet. ¿A dónde van los niños? Van a la televisión. ¿A dónde van los niños? Van a las distracciones. Van a otro lugar. Van a cualquier sedante en este mundo. ¿Hemos probado a Cristo tanto que sabemos que Él es nuestro único refugio? Verán, esto es lo que saca a la gente de la inmadurez, de la niñez. ¿Ustedes tienen un arsenal de promesas que han tratado y probado? Este extracto fue tomado del sermón completo: “Ya No Niños.”