No Permitas que el Mundo Defina el Cristianismo

Categoría: Corte de Sermon

Ahora, pensemos en eso: “en amor”. Hablamos la verdad en amor. Ciertamente, Pablo no está meramente hablando de simplemente ser agradable, simpático y amable. Sospecho que el Apóstol Pablo no era considerado como un buen hombre por muchas personas. Oh, él amaba, pero decía cosas duras. Nuestro Señor Jesucristo decía muchas cosas duras. Y no estoy diciendo que esté mal ser agradable o simpático o amable. Pero muy a menudo esa es la imagen presentada por este mundo alrededor de nosotros. Notas como el mundo trata de definir lo que es el cristianismo. Las personas nos dirán: Bueno, el cristianismo es así. Así es como es. Oh, ¿en serio? ¿Por qué piensas eso? Bueno, han inventado lo que creen que el cristianismo debería ser. Con tal que los cristianos… El mundo básicamente tiene esta idea: Los cristianos son inofensivos. Hay un aspecto en eso. Pero los cristianos, siempre y cuando sean simpáticos y amorosos y muestren un espíritu amable, que nunca condenen o juzguen, siempre y cuando no sean insistentes en nada, siempre y cuando sean agradables y sonrían a todo, el mundo básicamente nos dejará en paz en nuestro patetismo, ¿verdad? En nuestra debilidad. Ahora hay una buena manera de ser débil. Y hay una mala manera de ser débil. Y me refiero a la manera en la que al mundo le gusta… Siempre y cuando la iglesia sea inofensiva, y no sean firmes, que no insistan en la verdad, entonces mientras no critiquemos o denunciemos o condenemos algo… ¿Pero por qué? Porque si el mundo escucha eso entonces nos cuentan como si no tuviéramos amor. Eso es lo que dice el mundo. Pero haríamos bien en recordar lo que se dice aquí. Debemos hablar la verdad en amor. Eso es importante. La verdad. Eso significa que somos inflexibles en nuestro amor. Y hay una razón. Quiero decir, ¿no hay razón para ser inflexible? Las personas van al infierno a través del engaño. Siendo llevadas por cualquier viento de doctrina. Hay astucia humana. Hay astucia y esquemas engañosos. ¿Qué se está maquinando? Es la destrucción del alma de los hombres. Hay un diablo que busca engañar, destruir y condenar. Aquí no estamos jugando juegos ligeros. Y te diré esto, la verdad libera a los hombres. La verdad salva el alma de los hombres. La verdad. Tu Palabra es verdad. Jesucristo es la verdad. Debemos predicar la verdad en amor. La verdad. No se nos dice que cultivemos algún tipo de vaguedad o amabilidad oscura. Bueno, solo vamos a ser amables sin importar lo que alguien pueda decir, lo que alguien pueda hacer, lo que alguien crea, solo le vamos a sonreír a todos y vamos a ser amables y vamos a ser conocidos como la iglesia o la religión que sólo tolera todo y damos palmaditas a todos en la espalda y sonreímos y decimos bueno, todo se va a arreglar. Esa no es la idea. Esto no es un tipo de espíritu amoroso ambiguo o oscuro o poco claro. Hermanos, debemos ser intransigentes cuando se trata de la verdad. No podemos dudar en ser estrechos. No debemos poner la amabilidad antes que la verdad jamás porque el error destruye. El error maldice. ¿Y sabes qué? Tenemos a personas – que se ven amables, pero realmente no quieren ningún conflicto, y no están dispuestos a amar a las personas lo suficiente para decir la verdad. Estaba pensando mientras Bobby estaba enseñando eso, piensas en Pedro. Pedro les predicaba a las personas y les dijo: “Ustedes mataron a su Mesías”. O pensemos en el Apóstol Pablo. “¡Oh gálatas insensatos!” Hay que pensar, Pedro amaba a esas personas. Pablo amaba a esas personas.