Leer la Biblia y Orar, o Revisar tu Teléfono?

Categoría: Corte de Sermon

Cuando te levantas en la mañana ¿que haces primero? Leer tu Biblia y orar, o revisar tu teléfono? ¿Que buscas primero: El Dios Vivo… o quien te mando un mensaje la noche pasada?


Ahora escuchen cuidadosamente. Teniendo en cuenta lo que Jesús dice aquí en Mateo 6, deberíamos de estar seriamente preocupados de cuán impulsivamente nuestras mentes están saltando de una cosa a la otra; de momento en momento a lo largo del día. Vemos, por ejemplo, consideramos distracciones digitales como una cosa aceptable, pero no reconocemos que el peligro más grande es lo que esto hace a nuestra vida espiritual. De nuevo, esto es significante. Déjenme decirles lo que quiero decir. Distracciones de cualquier tipo, si no son controladas, pueden perder nuestro tiempo, opacar nuestros sentidos espirituales, desviar nuestras mentes de las realidades eternas que son tan vitales a nuestro bienestar espiritual y futuro eterno.

Déjenme darles un escenario He aquí un creyente cristiano. Él tiene que trabajar a las 8 en punto. Se levanta a las 6 en punto para tener tiempo con el Señor; para llevar a cabo sus ejercicios devocionales. Pero de camino a su sala de estar dónde debe de tomar su Biblia y comenzar en oración, revisa su teléfono inteligente. Se percata de que perdió una llamada de la noche anterior. Escucha el mensaje de voz. Inmediatamente, su mente corre a lo que tiene que hacer, a lo que tiene que decir en respuesta a esa llamada telefónica. Y luego se percata antes de bajarlo que tiene tantos “Me Gusta” en su cuenta de Facebook, y además, ve que tiene uno o dos mensajes privados. ¿De qué se trata? Así que comienza a explorar los mensajes, y uno de ellos es muy serio y que requiere respuesta inmediata. Entonces lo que hace, le toma diez minutos para formular un mensaje, para escribirlo con discreción, y luego editarlo. Ahora son las 6:30. Toma su Biblia. Trata de enfocar su atención en la verdad de la Palabra de Dios. Pero es muy imposible. Porque su mente está constantemente divagando en relación a lo que tiene que decir o lo que tiene que hacer con relación a estas cosas que ha leído en su teléfono inteligente. Es interesante que Tony Reinke, otra vez, en ese mismo libro, “Doce Formas en Que tu Teléfono te Está Cambiando” dijo que de 8,000 cristianos que encuestó, un 54% admitió revisar su teléfono inteligente minutos después de despertarse. Cuando les fue preguntado si eran más capaces de revisar correos electrónicos y redes sociales antes o despues de disciplinas espirituales en una mañana típica, 73% dijo “antes.” Ahora hermanos y hermanas, me pueden decir que esto tiene un tono de legalismo. No les estoy diciendo que deben de ir y botar sus teléfonos celulares. Dios no lo quiera. Pero estoy diciendo, algo tiene que pasar aquí. Necesitamos el reinado del Espíritu en nuestra vida para aprender a regular nuestros teléfonos celulares para que Cristo sea preeminente en nuestros pensamientos.