Joven, No Seas Orgulloso ni Creas que lo Sabes Todo

Lamentablemente, uno de los vicios que daña a los jóvenes es el orgullo. A menudo no se reconoce cuando un joven tiene una disposición callada y humilde. Sin embargo, esta es una característica que todo joven debe cultivar en su vida.

Transcripción

A veces, la juventud lleva consigo un estigma negativo. Mark Twain dijo: “La juventud se desperdicia en los jóvenes”. Y creo que la razón por la que dijo eso es porque típicamente los jóvenes no son humildes sino orgullosos. Así que, seguro no queremos esa falta de humildad. Como jóvenes no debemos ser bulliciosos y asertivos, creyendo que nos lo sabemos todo. He visto esto antes. Hace poco estaba viendo las noticias, había jóvenes - universitarios, millennials como les dicen - que estaban a favor del socialismo en el gobierno. Prácticamente el comunismo - socialismo. Estaban defendiendo eso. Había estudiantes de preparatoria que expresaron también su opinión sobre lo que el sistema escolar debería hacer para mejorarse para que sea más seguro. Como ya saben, ha habido tiroteos recientemente en las escuelas. Y han puesto a estos niños en programas de noticias. Estaban patrocinando mítines. Les dieron la oportunidad de hablar y fueron muy bulliciosos y muy asertivos. “Esto es lo que nuestro país debería hacer. Deberíamos optar por el socialismo”. O “Esta es la reforma que deberíamos hacer en nuestro sistema escolar para que sea más seguro”. Y no pude evitarlo, pues se me ocurrió, saben, ustedes adolescentes - ¿Cómo es que se han vuelto muy expertos sobre un tema tan complicado cuando apenas hace dos meses sacaron su licencia para conducir? Es decir, hay grandes mentes trabajando para tratar de averiguar qué debemos y no debemos hacer en estos asuntos, y aquí encontramos a estos niños que están aseverando ruidosamente que esto es lo que se debe hacer. He visto a jóvenes no casados, adolescentes que creían tener consejos audaces y asertivos para matrimonios mayores - cómo debían lidiar con sus hijos y con sus matrimonios. He visto —y estos son ejemplos de los que estoy conciente— He visto a adolescentes que reprenden a sus pastores con opiniones audaces y asertivas acerca de cómo su pastor debe lidiar con la política de su iglesia y la manera en la que deben tratarse los asuntos en la iglesia. Ya ven, ese punto de vista bullicioso, audaz y asertivo - no debería existir en nuestros jóvenes. Debe existir un elemento de humildad porque lo que resulta con esto es que quita toda su credibilidad y da a la gente una razón para menospreciarlos debido a su juventud. En lugar de ser bulliciosos y asertivos, debemos enfocarnos en lo que vemos justo aquí al final de este versículo: un ejemplo. Sé un ejemplo. Un ejemplo apacible de un creyente genuino. Y digo que tal ejemplo de sencillez como ése a menudo es subestimado. Ver a un joven y decir: este es un ejemplo de un creyente joven. Eso es bueno.