Dos ámbitos, carne y Espíritu, y morir al pecado y el mundo