Cómo interactuar con miembros perdidos de mi familia

Cuando se trata de interactuar con miembros perdidos de la familia, no hay una fórmula pre-fabricada a seguir. En vez de eso, si en verdad los amamos y hemos estado orando por ellos, el Señor nos llevará a lo que debemos decirles.

————-

Probablemente, puede ser que hable por todos los que estamos aquí que tenemos miembros de nuestra familia que aún están perdidos. Muchos de nosotros hemos tratado de un modo u otro de predicarles el Evangelio. Y con aquellos que han rechazado el Evangelio y aún tenemos interacción con ellos, ¿tendría algún consejo sobre cómo debería ser? Por ejemplo, tengo un hermano que es homosexual practicante, y otro que es musulmán. En situaciones como esas, una vez que ya has dejado en claro qué es el Evangelio y cuál es tu posición, ¿cómo debería ser esa interacción?

Esa es una pregunta muy difícil. Pero no creo que esté bien separarte de la gente. A veces la gente piensa “Bueno, les he hablado acerca del Señor y son homosexuales, y ya no quiero ir y estar con ellos”. Y cosas por el estilo. Nada de eso está bien. Así que, tenemos una puerta abierta. Les mostramos amor a ellos, pero ellos necesitan saber cuál es nuestra postura acerca de estas cosas. Y puede haber ocasiones para hablar el asunto de nuevo, tú sabes, como decir “ya te he hablado acerca de esto, y no quiero que te sientas como que te estoy reprendiendo, pero es que tengo tanta carga por tu alma”. Es muy difícil saber cuánto es demasiado. Por decir, a mi propia madre, le hablé por horas y horas. Pero hacia el final de su vida no le hablé mucho de eso. Creo que me excedí un poco, ojalá le hubiera dicho más. A veces tú sabes que si dices algo más, tan solo crearás más problemas. Solo te queda buscar a Dios para poder hacer algo.

Así que cuando se trata de cosas como reuniones familiares como el día de acción de gracias, tú sabes, como ver a tu papá el fin de semana, cosas así, y la charla es tan trivial, y tu corazón está cargadísimo por ellos, Es esa una situación, tú sabes, ahí está esa tensión.

Esta es la clase de cosas con las que la Ley de Cristo tiene que ver, tan solo clamar a Dios para mostrarnos por Su Espíritu qué es lo que hay que hacer. A.W. Tozer tenía carga por su madre, y él pensó todo lo que le iba a decir desde antes. Luego entró a la habitación y entonces perdió el control y rompió en lágrimas y le dijo: “Mom, you’re lost.” “Mamá, estás perdida”. Quiero decir, el amor va a mostrarse más que con cualquier cosa que podamos decir. Siento que si estamos orando por las personas Y tenemos carga por ellos entonces sabremos qué decir cuando tengamos que decirlo. No hay nada que puedas formular de antemano.