¿Cómo Aborrece y Ama Dios?

¿Cómo reconciliamos la ira de Dios y el amor de Dios hacia los pecadores? La mayor maravilla del evangelio es que Dios amó de tal manera a los objetos de su aborrecimiento que Él diseñó una manera por la cual remover ese aborrecimiento. El aborrecimiento de Dios no es lo opuesto al amor de Dios. La ira de Dios demanda que Su justicia sea satisfecha. El amor de Dios declara que Él mismo lo va a satisfacer.