Unidad y Desunión entre Creyentes

Como creyentes debemos ser muy cuidadosos en lo que nos divide con otros creyentes. La Escritura pone muy en alto a los pacificadores y los llama “bienaventurados”. Que Dios nos ayude a trabajar y esforzarnos por la paz.