Pierde tu Vida por Cristo (Conferencia de Compañerismo 2011)

Categoría: Sermon Jams

Miren, Jesús dijo: “Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará.” (Lucas 17:33) Si buscas aferrarte a tus deseos personales y tu propio honor, al final esa vida la perderás.

Transcripción

Miren, Jesús dijo: "Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará." (Lucas 17:33) Si buscas aferrarte a tus deseos personales y tu propio honor, al final esa vida la perderás.

El cristianismo puro consiste en mantener una conciencia limpia y no permitir que ingrese tiniebla alguna en tu corazón.

Si te estableces a ti mismo como un ídolo, esperando que la gente te admire, siempre preocupado sobre lo que las personas dirán de ti en lugar de lo que Cristo piensa acerca de ti, pues eso te desgatará por completo.

Dios puede tomar a un hombre desgastado en una noche, y darle un encuentro que cambiará su vida con Dios.

Cuando pases por las más difíciles dificultades, nunca, nunca, nunca, nunca, NUNCA te rindas. Sino continúa.

Y tú predícalo a ellos y luego estas personas que eran esclavos al pecado son ahora llevados al lugar donde son obedientes del corazón a esta Palabra. Y podemos ofrecérselo, y es para la gloria de Su nombre entre todas las naciones. Hermanos, sobre esto debemos pensar. Y por esto, Pablo estaba animado.

Él es un Dios real, es un Dios vivo. No estamos nosotros solos, haciendo frente a algo allá afuera, e intentando creer en Él. Estamos hablando de un Dios que actúa. "Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman" [1 Corintios 2:9]

Nuestro día es ahora, y nuestro día es corto. No estaremos por aquí por mucho tiempo.

Ningún pequeño bolsillo de rebelión. Ninguno solo. Soy libre, oh Dios ante ti. Lo que Tú quieras que haga, lo haré. Este es nuestro día. Hermanos, no podemos vivir en el pasado. Esas biografías allá en la mesa son gloriosas. Pero no podemos vivir de eso.

Él santificará cada tribulación. Él santificará cada prueba. Él bendecirá cada pequeño esfuerzo. Él utilizará cada sermón. Él te esforzará para la obra cuando estés desgastado. Él vendrá a ti cuando más lo necesitas. Y Él te dirá, "No temas, Yo estoy contigo. Vas a lograrlo."

Aquí dice, "tenemos comunión unos con otros" en 1 Juan 1:7. ¿lo ves? Tenemos comunión unos con otros. Aquí estamos. Aquí estamos. ¿Cuántos de nosotros, todos nosotros que conocemos al SEÑOR, podemos decir que los amigos que teníamos ya para nada lo son. Ellos solo me llevaban más rápido al infierno. Y ahora los amigos que tengo, son santos; amigos santos. Y, ¡qué comunión tenemos! Lo que digo es que a veces nos reunimos, y es como el cielo en la tierra.