Descripción

por en 2012-03-12

Tienes que estar dispuesto a sufrir persecución por Cristo y déjame decirte, vendrá. Te puede costar hasta la vida.

« | »